¿Por qué la taxonomía?

Hace alrededor de dos años fueron capturados en Miami dos agentes de la inteligencia cubana: Carlos y Elsa Alvarez. Él, Carlos (que patéticamente usaba el archiconocido seudónimo de “David”) se cansó de decir que ellos no eran “agentes” sino “colaboradores”, lo cual él se empeñaba en afirmar que eran cosas diferentes.
Recientemente Mr. Chris Simmons hizo distinciones similares al referirse a varias personas a las que él acusa de colaborar de una manera u otra con los servicios de inteligencia castristas.
Déjenme explicar que, aunque el nivel de colaboración es importante desde el punto de vista técnico para la contrainteligencia, en los EEUU es poco relevante desde el punto de vista legal. Muy pocas veces “espiar” en sí es un delito desde el punto de vista gubernamental y militar. El delito está es “espiar sin registrarse”. Cosa muy curiosa: el país acepta que se le espíe si se le da a conocer previamente. Esto puede resultar gracioso, pués la mayoría de la gente pensaría, ¿cuál es el objetivo de un espía sino pasar oculto? El tecnicismo legal está en que de esta manera los espías de países amigos entrarán en nuestro territorio y tendrán acceso a fuentes de información que tal vez nuestros agentes internos no tengan. Por otro lado, un espía de un país enemigo entrará cometiendo un delito por el cual puede ser sancionado tan pronto sea atrapado.
Pongamos un ejemplo: un espía de Israel entra en los EEUU. Una vez que el espía esté en territorio de los EEUU tendrá, muy probablemente, accesso a información comunitaria que los agentes de EEUU comunes no tienen. Si algo es descubierto por ese espía, podrá servir a ambos sistemas de inteligencia (EEUU e Israel). Como EEUU e Israel se consideran mutuamente como no enemigos, el espía no debe tener ningún problema en registrarse con la Fiscalía General y los servicios de inteligencia de los EEUU no deben tener ningún problema en dejarlo entrar. Por otro lado, a ningún espía cubano se le ocurriría registrarse con la Fiscalía General de EEUU, pués implicaría una negación de la entrada, así que tan pronto como el espía cubano pisa suelo de los EEUU está comentiendo un delito penalizable.
Espiar desde el punto de vista económico, financiero, de propiedad intelectual, etc. es un monstruo completamente diferente, y del que conozco considerablemente menos.
A manera de resumen: aunque Carlos Álvarez se caía de nalgas diciendo que él no era agente sino colaborador, al final aceptó sus cargos como agente. Y se hizo justicia.
Chris Simmons puede estar acusando a estas personas de ser agentes, colaboradores, espías, cualquier nombre que él le quiera dar, sin embargo el delito es uno solo y se traduce en “Title 8, United States Code, Section 951a”

…sin descuidar las fronteras. (Actualizado)

Y si todo sale bien, otra misión muy importante, pero en dirección diametralmente opuesta empezaría mañana domingo. La nave IBEX debe ser lanzada con el objetivo de analizar los bordes exteriores de nuestro sistema planetario.
Los vientos solares, emitidos por nuestra estrella El Sol, envuelven nuestro sistema en lo que se llama la heliósfera, protegiéndolo así de dañinas radiaciones cósmicas. Desgraciadamente se ha descubierto que esta heliósfera está siendo cada vez menor y hasta ahora no hay explicación para el fenómeno. Nada apocalíptico por el momento, y ninguna garantía de que haya mucho que hacer si así fuese, pero intrigante igual desde le punto de vista científico.
Investigar detalles de cómo esos vientos solares se comportan en los confines de nuestro sistema, así como obtener algunas ideas concisas de cómo nuestro sistema solar interactúa con el resto de la galaxia es la misión de IBEX. Como resultado además tendremos un mapa preciso de las fronteras.

Actualización: tras un conteo sin ninguna complicación, IBEX está finalmente orbitando alrededor de nuestro planeta. Tan pronto se publiquen algunas fotos las postearé por acá.

Conquistando el centro…

Después de casi cinco años en su missión, la nave espacial MESSENGER, de la NASA, se ha logrado acercar suficientemente a su objetivo, el planeta Mercurio, para tomar las fotos con más alta resolución que se hayan tomado hasta ahora de este planeta.Las fotos muestran como erupciones volcánicas son las causas de las planicies que se han visto anteriormente en la superficie del planeta. También se ha comprobado que el planeta está experimentando contracciones, que son más grandes de lo estimado.
El objectivo final de la misión es hacer orbitar la nave alrededor de Mercurio, y esto se logrará alrededor del 2011, después que se haya gastado suficiente energía, y por consiguiente masa de la nave. La deseaceleración de la nave, necesaria para entrar en la órbita del planeta, se producirá usando técnicas hasta ahora sólo de laboratorio y que usarán la fuerza gravitacional para ayudarse en la desaceleración, algo que suena contraproducente, pero que no es así.
Siendo Mercurio el planeta más cercano al Sol, es de gran interés lograr la mayor parte de información sobre él dado que se podrían explicar muchas de las incógnitas que hasta hora se tienen sobre la formación de nuestro sistema planetario. Pero esas características también convierten en un reto esta misión: las temperaturas son mucho más altas que en las otras misiones que se han hecho (excepto obviamente la que anteriormente se hizo a Mercurio y de la que se ganó poco más que experiencia), el nivel de iluminación es tan alto que los sensores comunes se hacen inservibles, etc. Cinco años tomó diseñarlo, y eso porque se reusaron muchas de las técnicas de la misión anterior. Varias universidades juntaron esfuerzos con la NASA para lograr ultimar detalles. Y después de pocos inconvenientes, en comparación con otros proyectos, salió al espacio en Agosto del 2004.
Por suerte ya estamos viendo frutos.

Levantar la paloma

Contrario a lo que muchos armeguentan (patente etimológica pendiente), Chris Simmons sí ganó considerable reputación siendo una pieza clave para la captura de la más grande espía castrista descubierta en la historia: Ana Belén Montes. Qué papel él desempeñó en esa captura es algo poco conocido hasta para los que la condenaron, pero el consenso común es darle el crédito a él. También contrario a la armeguentación, él logró un grado militar alto en las fuerzas en las filas de las que formaba parte, Teniente Coronel es un grado relativamente bajo para otras fuerzas, pero en la contrainteligencia es algo que se ve con bastante respeto.
A lo que yo no le encuentro una explicación fácil es a que desde que él logró sentarse en la silla de la fama haya empezado de igual manera a actuar de forma, cuando menos, irresponsable.
En más de una ocasión el señor Simmons ha acusado, tan solo de palabra, a varios integrantes o activistas de la comunidad cubana de ser espías del régimen castrense castrista, sin que haya habido un procedimiento adecuado para poder dictar cargos. Yo no cuestiono si sus planteamientos son verídicos o no, lo que cuestiono es por qué está haciendo las cosas de la manera que las hace.
La primera y más sencilla explicación podría ser que necesita dinero, puesto que ya se ha retirado del servicio activo. Pagan poco por ir al FBI y decir que fulano o mengano son espías, y pagan nada si la afirmación no es comprobable. Sin embargo, por formar un show en cualquier programa televisivo la suma es mucho más alta y el pago es por adelantado. Actuando conscientemente de forma indebida, un motivo que requiera poco escrúpulos (y el dinero es famoso por transmitir estos sentimientos) podría ser una buena justificación.
Una razón menos probable es más bien de índole psicológica: puede que su minuto de fama le parezca insuficiente y ahora esté tratando de alimentar su ego con nuevos ¿hechos?. Después de todo, trabajar durante tanto tiempo en silencio (recordemos que “en silencio ha tenido que ser”), puede dejar secuelas de sed de reconocimiento que necesite ser saciada. En particular me parece que ganar fama en la parte negativa, no es una buena idea para mí, pero puede ser que Simmons piense diferente a mí en este aspecto (también).
Se me ocurre una tercera causa que usa exactamente las mismas armas que él usa, y que por ser un poco descabellada no me limitaré en exponer: ¿Qué tal si Simmons se ha convertido en un agente de Castro? Digamos que después de asestarle un golpe fuerte al castrismo, con el descubrimiento de Ana Belén Montes, Simmons calló en el jamo de la inteligencia cubana. Castro decide vengarse de él y le da de su propia comida: suficiente dinero para que ahora trabaje para él. De esta manera, la tarea del agente Simmons podría bien ser usar su fama para crear la confusión y la desconfianza entre todos los miembros de la sociedad cubana en el exilio (algo en lo que Castro ha demostrado sobrada sapiencia), acusando a unos y otros de hacer lo que él en realidad está haciendo. Así, mezclando un poco de verdad con un poco de mentira, aquí y allá, puede además hasta servir el doble propósito de levantarle la paloma al FBI en muchos de los casos verídicos en los que está trabajando.
Esta tercera causa tiene tanta posibilidad de ser real como cualquiera de las acusaciones que él ha hecho.

El gran traidor.


A principios de este año murió en Cuba el más grande traidor que haya tenido la Agencia Central de Inteligencia (CIA): Philip Agee.
Este señor, después de sentirse desilusionado por las formas de operación de la agencia a la que había jurado fidelidad, desertó de sus filas y se marchó de su país natal. Ofreció sus conocimientos a la KGB y esta los rechazó bajo el pretexto: “muy bueno para ser cierto”. La Inteligencia cubana aceptó el trato y obtuvo la preciosa información que el traidor ofrecía. Estando viviendo en Inglaterra publicó un libro en el que delataba a nada menos que 250 agentes de la CIA y de otros cuerpos secretos como MI6, que operaban en diversas partes del mundo incluyendo el antiguo bloque socialista y muchos países latinoamericanos.
Como resultado de su delación murieron nada menos que 85 agentes de la CIA, así como varios del MI6. También otros agentes fueron capturados y condenados a numerosos años en las cárceles comunistas o latinoamericanas.
Después de viajar de Inglaterra a la RDA se marchó de allí a la Granada de Bishop. Después de la invasión norteamericana se fue a la Nicaragua sandinista y finalmente a la Cuba castrista.
Allí vivió mejor que todos nosotros y sin que sepamos de donde salía su sustento, por lo menos en sus primeros años. En varias ocasiones fue identificado sirviendo como espía para la Inteligencia cubana, posando aún como agente de la CIA para ganar información de boca de otros agentes legítimos. Finalmente se hizo de un sitio web para atraer turistas estadounidenses a la isla (el cual, a pesar de él haber muerto, sigue funcionando).
Así, el gobierno de Cuba provee cobija a alguien culpable de traición que trajo consigo la muerte de varias decenas de personas ¿y todavía espera que a sus cinco espías capturados in fraganti no se les condene debidamente?

Ayuda financiera


Demasiado ruido ha causado en la blogósfera cubana en los últimos días al hecho de que el sitio PD haya solicitado ayuda financiera para mantenerse en pie. He leído críticas fuertes, sarcasmo y hasta ridiculizaciones. Mi opinión, como buen cubano, es que no estoy de acuerdo con ninguno de los dos bandos (y si hubiese un tercero, seguro que tampoco estaría de acuerdo con ese tampoco).Yo creo que tanto derecho tienen ellos a solicitar la ayuda, como cada uno de nosotros de no dársela. Yo en particular no voy a aportar nada, porque creo que el beneficio que obtengo de su sitio es mínimo, sin embargo muchos otros pueden pensar exactamente lo contrario, pero veo muy mal que sea un motivo para valpulearlos el hecho que ellos hayan tomado esa decisión. Ellos creen que merecen dinero por lo que hacen. Pero ese es su criterio, nosotros debemos tener el de nosotros y manifestarlo adecuadamente.
Por otro lado, desde el punto de vista ético nunca me ha gustado que las personas que, teoréticamente, hacen una labor humanitaria, ganen dinero por esa tarea que han asumido. Esto me recuerda un par de historias paralelas: la de los filósofos Spinoza y su némesis Leibniz. Spinoza tiene entre sus éxitos el haber sentado las bases de todas la filosofías modernas (admítanlo o no), por otro lado, Leibniz, a pesar de toda la filosofía que quiso escribir solo logró pasar a nuestras generaciones sus simbologías en el Cálculo Matemático (y esto después de sus luchas, casi solariegas, con Newton). Sin embargo, mientras Spinoza nunca hizo dinero de su filosofía (se ganaba el pan haciendo lentes para telescopios y microscopios y eventualmente esto le catalizó su muerte), Leibniz cortejó en cuanta corte Europea había en su tiempo para convencerlos de lo necasario que era para la humanidad que él tuviese un salario cada vez más alto. Al final, en el funeral de Spinoza habían más de cuarenta carruajes, mientras que acerca de el de Leibniz se llegó a comentar: parece que se está enterrando a un ladrón.
Si en PD piden dinero, ese es su problema, pero la respuesta no debe ser reírse de ellos. Cooperamos o no, pero al final iremos a su funeral si así lo entendemos.

Estados Unidos de Francia.


Hace tiempo que no leía un artículo que tuviese la proporción exacta entre realismo, como para hacerme reir, y humor, como para hacerme pensar bien en serio el problema. Este artículo publicado en Time tenía esa dosis de ambos.

He hecho una traducción al Español, pero reconozco que la traducción no es en realidad mi forte.

Este es el estado de nuestra gran república: Hemos nacionalizado nuestro sistema financiero, tomando control sobre los banqueros de Wall Street en los que no creemos más. Estamos a punto de semi-nacionalizar las compañías de autos de Detroit usando hipotecas masivas porque ellas son fuente de orgullo americano y muchos oficios –y votos- están en juego. Nuestro sistema de Seguridad Social está a punto de colapsar a medida que avanzamos hacia un futuro en el que muchos pensionados serán mantenidos por muy pocos trabajadores. ¿Cuánto tiempo falta para que tengamos sistema nacional de salud? Si ponemos todos esos datos juntos, los Estados Unidos que veremos es una versión caricaturesca del país menos gustado por los más ortodoxos patriotas: Francia. Sólo que con una comide mucho peor.
Admíntanlo, mes amis, el individualismo crudo y el capitalismo degollador que ha hecho de los Estados Unidos la tierra de las oportunidades ilimitadas, ha sido empaquetado por una media docena de vendedores en Greenwich Conn. y enviado por FedEx a Washington D.C. allí a su vez será alimentado como un bebé y resucitado por el presidente de la reserva federal Ben Bernanke y por el secretario del tesoro Hank Paulson. Ahora no somos para nada diferentes de esos países semi-socialistas de Europa Occidental que los que tanto nos gusta burlarnos. ¿Italia? Sí, está bien, ha tenido cuatro gobiernos desde el Jueves pasado, pero ninguno de ellos hubiese permitido que esto pasara, los italianos saben bien como sustentar una economía.
Sólo sabrás como los Ranas (en EEUU les llaman Frogs a los franceses) han incrementado su desprecio por nosotros, si es que eso es posible. ¿Y por qué no? El americano promedio trabaja en dos empleos y medio, tiene dos semanas de vacaciones al año y tiene la seguridad laboral de un trapecista manco. La administración Bush le ha predicado la “sociedad de la posesión” a los EEUU: posee tu casa, posee tu cuenta de retiro, no necesitas al gobierno en tu camino. Entonces los americanos se han hipotecado a sí mismos hasta los codos para poder comprar sus casas sobrevaloradas, que ahora no pueden pagar, han abierto cuentas 401(k) que colocan su dinero – ¿dónde exactamente? En la bolsa de valores. Donde los republicanos ricos se lo roban.
Ahora nuestra administración adversa a las regulaciones y laissez-faire (una frase francesa!!!) ha hecho que el único presidente francés socialista, François Mitterrand, luzca como un Adam Smith. Todo lo que Mitterrand hizo fue nacionalizar los bancos y compañías de seguros franceses en 1982, el no tuvo que lidiar con banqueros que no querían prestar dinero, como tiene que hacerlo Paulson. Cuando el estado maneja los bancos ellos son simplemente vacas que hay que ordeñar al servicio de la patrie. Francia tampoco tiene la crisis hipotecaria que nosotros tenemos. Al liberar bajo fianza a las compañías de préstamos hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac nuestro gobierno básicamente ha convertido los EEUU en el proyecto de viviendas subsidiado más grande del mundo. Sí, Francia tiene sus banlieues, a donde le gusta almacenar personas que nos son franceses (lo que quiere decir: emigrantes y argelinos) en grandes bloques de apartamentos. Pero, curiosamente, la gran mayoría de los franceses propietarios de casas están libres de hipotecas por debajo del principal, impuestas en ellos por sus compatriotas y además no se halan los pelos debido a sus deudas personales.
Nosotros siempre hemos desetimado a los franceses por su protección de su estado de bienestar común. Ellos trabajan ¿cuánto? 27 horas en una semana provechosa, tienen 19 días de vacaciones en un mes, se van de huelga por dos días y disfrutan una copa de vino cada día a la hora de almuerzo – excepto por el 25% de la población, que trabaja para el gobierno y tienen un contrato aún mejor. Se retiran antes de que sus hijos terminen el pre-universitario, y no tienen que ahorrar 45000 por año para la educación, porque las universidades son gratis. Debido a esto, ellos tienen un impuesto laboral de alrededor del 103% y sus leyes laborales son tan restrictivas que no han tenido un aumento de empleos desde los tiempos de Napoleón. No hay forma que el gobierno francés pueda pagar por ese estilo de vida eternamente, sin embargo lo hace.
Mitterrand trató de crear un crecimiento laboral y un aumento de los salarios nacionalizando grandes sectores de la economía, incluyendo grandes industrias- Renault, el fabricante de autos por ejemplo. Ustedes no han manejado un Renault últimamente, porque Renault no puede vender aquí. Imagínense esto: una compañía de autos que no puede competir con un Dodge Colt. Pero al final la expropiación de Renault demostró ser exitosa, y Renault se privatizó nuevamente en 1996, aunque el gobierno aun mantiene el 15% de sus acciones.
Ahora el gobierno de los EEUU está confrontando la misma perspectiva en la industria automotriz. GM y Ford necesitan dinero para poder desarrollar autos más ecológicos que puedan competir con Toyota y con Honda. Y están pidiéndole al tío Sam que invierta – una inversión que pudiese haber sido evitada si Washington hubiese impuestos reglas de control del kilometraje hace algunos años. Pero nosotros no queremos intervenir con las fuerzas del mercado como lo hace Francia – hasta que lo hacemos nosotros.
El programa de nacionalización de Mitterrand y otras medidas económicas fallaron a medida que el desarrollo del mercado europeo hizo obsoleta la economía centralizada. A los Rothschilds se les retornó su banco, algo peor para el desgaste. En estos días Francia se mueve acerca del problema del proteccionismo de una supuestamente libre Unión Europea, proclamando que algunas industrias son campeones nacionales que merecen una consideración extra- tú sabes, niños con necesidades espaciales. Y no estamos hablando de maestros pasteleros, sino del equivalente a GDF Suez, uno de los más grandes proveedores de servicios. Yo nunca tuve la idea que las acciones y las basuras vendidas por Goldman Sacks y Morgan Stanley fuesen únicas, pero parece que Washington sí es de esa idea. John Mack, de Morgan, llama al jefe de SEC, Chris Cox a lloriquear acerca de pocas ventas y bingo, el gobierno se ve obligado. La élite sirve a la élite, cuán francés!
Incluso en los sectore más Fuertes de los EEUU no hay forma de evitar la influenci a francesa. Nada es más sagrado para Francia que sus campesinos. A ellos se les da cualquier cosa que ellos demanden, y ellos demandan cantidad. Y si hay algún problema con el apoyo a los precios, o el precio de la alimentación es muy alto, o competencia real viniendo de otros países, los campesinos franceses simplemente congelan el país tomando sus animales y llevándolos a pasear por los Champs Elyseés o hacen pilas de heno en las autopistas. Los campesinos norteamericanos nunca tendrían ese comportamiento. Ellos no están obligados a eso; ellos forman el grupo de interés especial más tiernamente tratado en la historia de los EEUU, a quienes se les otorgan subsidios de $180 miles de millones por ambos partidos, incluso cuando sus precios siguen alcanzando precios record. La consecuencia: los consumidores norteamericanos pagan el doble que los franceses pagan por el azúcar, debido a las garantías de precios. Somos más franceses que Francia.
De ahí que sí, mientras que queremos matarnos trabajando por el privilegio de pagar nuestras usureras tarjetas de crédito ya no podemos mirar con desdén a la tierra de los 246 quesos. Kraft Foods ha reemplazado a American International Group en el promedio industrial de la bolsa del Dow Jones, porque la compañía de seguros ha sido incorporada en el portafolio de nacionalizaciones de Paulson. El macarrón con queso ha reemplazado al intercambio de créditos incumplidos en el centro de gravedad del capitalismo. Y una cosa más: los franceses, con todo su snob en cuanto a comida, aman McDonalds, que sigue haciendo un negocio fantástico por allá. Ellos saben reconocer cuan una papita de la libertad sabe bien.