El gran traidor.


A principios de este año murió en Cuba el más grande traidor que haya tenido la Agencia Central de Inteligencia (CIA): Philip Agee.
Este señor, después de sentirse desilusionado por las formas de operación de la agencia a la que había jurado fidelidad, desertó de sus filas y se marchó de su país natal. Ofreció sus conocimientos a la KGB y esta los rechazó bajo el pretexto: “muy bueno para ser cierto”. La Inteligencia cubana aceptó el trato y obtuvo la preciosa información que el traidor ofrecía. Estando viviendo en Inglaterra publicó un libro en el que delataba a nada menos que 250 agentes de la CIA y de otros cuerpos secretos como MI6, que operaban en diversas partes del mundo incluyendo el antiguo bloque socialista y muchos países latinoamericanos.
Como resultado de su delación murieron nada menos que 85 agentes de la CIA, así como varios del MI6. También otros agentes fueron capturados y condenados a numerosos años en las cárceles comunistas o latinoamericanas.
Después de viajar de Inglaterra a la RDA se marchó de allí a la Granada de Bishop. Después de la invasión norteamericana se fue a la Nicaragua sandinista y finalmente a la Cuba castrista.
Allí vivió mejor que todos nosotros y sin que sepamos de donde salía su sustento, por lo menos en sus primeros años. En varias ocasiones fue identificado sirviendo como espía para la Inteligencia cubana, posando aún como agente de la CIA para ganar información de boca de otros agentes legítimos. Finalmente se hizo de un sitio web para atraer turistas estadounidenses a la isla (el cual, a pesar de él haber muerto, sigue funcionando).
Así, el gobierno de Cuba provee cobija a alguien culpable de traición que trajo consigo la muerte de varias decenas de personas ¿y todavía espera que a sus cinco espías capturados in fraganti no se les condene debidamente?

Advertisements
  • Calendar

    • September 2017
      M T W T F S S
      « Oct    
       123
      45678910
      11121314151617
      18192021222324
      252627282930  
  • Search